Farandula y Noticias: 13-feb-2010
sábado, 13 de febrero de 2010

Día de los Enamorados

Frases para no olvidar.

¿Crees en el amor a primera vista o tengo que volver a pasar delante tuya?

Si estás buscando el tocador de damas, no busques más... soy yo.

Perdí mi numero de teléfono, ¿me das el tuyo?

¿Te importa si compartimos el taxi hacia mi casa?

Puede que no sea el tipo más guapo del local, pero soy el único que te está hablando.

Mátame si no te sirvo, pero primero pruébame.

A la chica de la fotocopiadora: - Reproduciendo ¿eh?... ¿puedo ayudar?

Hola, estoy realizando un estudio para ver cuántas mujeres tienen aretes en los
pechos, ¿me dejas ver?

Tengo bonitos relojes, ¿quieres ver mi mesita de noche?

Qué bonitas piernas... ¿a que hora abren?

Estoy buscando el 1/2 para llevarte a mi 1/4

El médico me prohibió levantar cosas pesadas... ¿me ayudas a hacer pipí?

Jugar al doctor es para niños, ven y juguemos al ginecólogo.

Mamografías gratis, aquí sus mamografías gratis!

Bonita blusa, ¿puedo hablarte sin ella?

Realmente estoy luchando contra la necesidad de hacerte esta noche la mujer más feliz del mundo.

Hola, soy nuevo acá, ¿me puedes decir dónde queda tu apartamento?

Estoy buscando diosas para una nueva religión... y acabo de elegirte.

¿Bailas? - No. - Entonces... de "zakazaka" ni hablar, ¿no?

Perdón, ¿no estás algo cansada? -No, ¿por? - Porque estuviste dando vueltas en mi cabeza todo el día.

Mañana me meto en un convento para ser cura... ¿me ayudas a disfrutar la última noche?

¡Uy! qué perro más encantador, ¿tiene número de teléfono?

Tengo sed nena, y tu hueles a Gatorade.

Señorita, si ya perdió su virginidad, ¿me podría regalar la cajita en la que venia?

Mañana... ¿te despierto con el codo o con el teléfono?

¿Te estudio o te trabajo?

Si quieres podría sacarte de mi sucia lista de fantasías.

Bonitos pantalones, quedarían muy bien en el suelo de mi dormitorio.

Discúlpame... ¿tienes hora?... es que se me paró cuando te vi.

Piropos

¿Qué ha pasado? Te sigo teniendo, pero te escapas entre mis dedos. No paro de recordar una y otra vez tus caricias, tus besos, tus susurros… ¿Acaso ya no sientes lo mismo? ¿Ya no te estremeces con mi mirada?

Las calles están impregnadas con tu aroma. En mi almohada sigue tu sabor. El aire me susurra tu nombre, y yo lo grito sin recibir respuesta. ¿Dónde estás, amor mío?

El cartero sonreía al verme feliz por recibir noticias tuyas. Pero ahora… Me ve asomada a la ventana sin comprender por qué sigo esperando.

Esperar… Siempre he detestado esperar. Pero por ti esperaré toda una vida si hace falta. No quiero pensar que no vas a volver, que mi vida va a continuar sin ti. Me niego… Aunque todo el mundo diga que te has marchado para siempre, yo sé que vendrás a por mí.

Te busco, vida mía. Te busco por todas partes. En el viento, en el sol, en la luna. Pero no estás. Me tumbo en la arena a ver las nubes porque ellas me dibujan tu silueta. Me siento en el jardín para que la brisa me mande algún mensaje tuyo.

Mis lágrimas no dejan de correr por mis mejillas. Mis ojos están cansados. Mi cuerpo entero te necesita. Si tus brazos no están rodeándome me siento desnuda. Quiero volver a abrazarte. Quiero apretarte contra mi pecho tanto que sienta el latir de tu corazón junto al mío.

Deseo que llegue la hora de irme a dormir porque sé que volveré a estar contigo. Siempre estás en mis sueños. Pero, no sé por qué me dices en ellos que debo ser fuerte, que debo continuar sin ti… Me suena a despedida…

La gente dice que te has ido al cielo. Que los ángeles te han reclamado. ¿Pero qué pasa conmigo? Tú eras mis alas… ¡Ellos ya tienen unas! ¿Por qué te han arrebatado de mi lado? ¿Están celosos de que por las noches sueñe contigo en vez de con ellos?

Dime algo por favor. Dime que es mentira todo lo que dicen. Dime que sigues estando a mi lado. Dime que volverás para decirme una vez más que soy la niña de tus ojos. Dime lo que sea… Que necesito escuchar tu voz.

Seguiré esperándote el tiempo que haga falta. Confío en que no tardes en venir a por mí para llevarme contigo a ese cielo que te ha cautivado. De verdad, vida mía, no me importa donde me lleves mientras estés junto a mí.

El tiempo sigue detenido hasta que vuelvas.
Siempre tuya:

Tu novia.

Mas sobre el Día de los Enamorados